Celtiberia show

"La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados"
Groucho Marx (1890-1977)


Nuestro gobierno sigue empeñado en convertir nuestra historia reciente en una tragicomedia a modo de versión apócrifa de aquel “Celtiberia show” con el que Luis Carandell nos hizo reír para no llorar. Además del espantoso ridículo que ZP esta haciendo allá a donde va, lo que nos debe preocupar es su empecinamiento en seguir priorizando los legítimos intereses electorales del PSOE sobre el interés general de “todos” los españoles, pues no es baladí recordar que los ciudadanos votamos al partido que se nos antoja tras unas semanas de propaganda y 24 horas de amnésica reflexión, pero al Gobierno lo elige el Parlamento.

Mientras Zapatero le robaba la foto a un Barack Obama cada vez más canoso, ante una Michelle cada vez más carnosa, la bolsa española se desplomaba. Fue otra “semana horribilis” en la que mas allá de infantiles teorías de la conspiración contra el euro, la credibilidad de España siguió menguando a medida que Zapatero iba boqueando por esos mundos de dios.
No estoy diciendo que la caída del IBEX haya tenido que ver con el rezo de ZP durante el desayuno de oración organizado por la Fellowship Fundation en Washington D.C: “No explotaras al jornalero pobre y necesitado” (Deuteronomio. Cáp. XXIV), aunque me parece preocupante que mientras nuestro presidente del gobierno pronunciaba estas palabras, el Ministro de agricultura y desarrollo rural de Polonia, uno de los países que empieza a insinuar su importancia en la economía europea y uno de nuestros mas serios competidores en el mercado único, afirmaba: “El agricultor ha de ganar además de producir”.

Cuando Zapatero sale de su tela de araña y tiene que lidiar en los foros internacionales donde se deciden las normas del gran juego, como Davos, Brúselas, Washington, etc., se encuentra con unos interlocutores a los que no puede callar con subvenciones y créditos para la cooperación y el desarrollo, y menos aun engañar con falsedades y falsaciones, además de por razones intelectuales, porque ellos viven en la realidad: para repartir riqueza primero hay que crearla.

Mientras la Europa de verdad ya ha conseguido estar en crecimientos positivos, o sea mas cerca de poder empezar a crear empleo, la Europa de los PIGS (Portugal, Italy, Greece & Spain) pretenden seguir viviendo del cuento.
Grecia, cuyas calles están tomadas por el descontento, la frustración y los sindicatos, esta pidiendo una cama en el hospital y España pretendiendo que Europa asuma el lastre
de un gobierno mas preocupado por las encuestas de los lunes que en ponerle el cascabel al gato. A Grecia parece que ya le han impuesto un proceso de desparasitación ¿y a España cuando?

Sin su aparato mediático, sin sus intelectuales orgánicos, su circo de artistas y otros busca subvenciones, la capacidad hipnótica de ZP en el mundo y en Europa, es como la fuerza de Sansón sin su cabellera, desaparece, convirtiéndose en un ser frágil del que unos se ríen y ningunean mientras otros nos sonrojamos. Sus discursos cósmicos, faltos de contenido, vacuos de propuestas concretas y viables; lejos de seducir y convencer siembran dudas y desconcierto, acentuando lo que hace años intuimos y ahora sabemos, y que una Europa en permanente estado constituyente es muy cauta en denunciar.

La llamada del Rey a un amplio acuerdo, mas allá de producir titulares, fotografías y besamanos, se me antoja como el dictado de un ZP atrapado por sus palabras: “mi ideología me impide aceptar las propuestas del PP”. Lejos quedan los días en los que la casa real escribía sus propios discursos, pero no tan lejos quedan los piropos con los que Don Juan Carlos describía a Zapatero tras la entrega de los premios Cervantes: “un ser humano íntegro", "muy honesto", "que no divaga", para añadir "Él sabe muy bien hacia qué dirección va y por qué hace las cosas".

Cada hora que pasa es un tiempo perdido para que asumamos que el de Greenwich ya no es “El Meridiano” que divide la tierra en dos hemisferios. Que aceptemos que el meridiano que divide el mundo se ha desplazado al océano Pacifico, que China existe, que Obama no es tan negro, que Marilyn se llamaba Norma Lee, que el desgobierno no es una forma de gobierno y que la distancia mas corta entre dos puntos es la línea recta.
Y sobre todo, cada hora que pasa con Zapatero al frente de esta nación y Rajoy de la oposición, es un tiempo perdido para que los ciudadanos de este país despertemos y empecemos a actuar democráticamente en consecuencia, exigiendo principalmente al gobierno y también a la oposición que den paso a personas mas capaces.

“Al gobernar aprendí a pasar de la ética de los principios a la ética de las responsabilidades”
Felipe González Márquez
“La política es el arte de aplicar en cada época aquella parte del ideal que las circunstancias hacen posible”
Antonio Cánovas del Castillo (1828-1897) Político, historiador y escritor español.

1 comentario:

Zadlander dijo...

Te pido encarecidamente que intentes colgar en algún rincón de tu blog alguna de estas dos imágenes, para una nueva España y por la unificación de símbolos patrios en Internet:

Bandera unificada

Escudo unificado