Un “asunto” de gran interés para la ciudadanía catalana


Hace unas horas he sabido que CiU y ERC han bloqueado en la Junta de Portavoces del Parlamento de Catalunya la comparecencia de Artur Mas para dar explicaciones sobre la “cumbre” que dejo cuanto menos en entredicho la separación de poderes y que a buen seguro hubiera abierto el melón de la corrupción, un “asunto”, que al parecer de algunos, carece de interés para los contribuyentes.

Para compensar esta noticia, también nos hemos enterado que por fin en el Parlamento de Cataluña se debatirá una resolución de gran interés para la ciudadanía catalana: “La criminalización de la lucha sindical en Andalucía”; el contenido de esta propuesta de resolución, por su trascendencia y magnitud internacional, será tratado en la “Comisión de Asuntos Exteriores y Cooperación con la Unión Europea”.

No voy a escribir sobre el primero de los “asuntos”, el rechazado, ni sobre las islas “Jersey”, ni si Oriol Pujol pasara la ITV, y tampoco acerca de la oferta de cigarrillos en la sede de ERC, ni del rostro del Bustos, los ayuntamientos de la Costa Brava, ni de espías y chafarderos etc. y tampoco sobre el interés ruso en el deporte catalán, pues me han pedido que me limite a 2.500 caracteres.

Me centrare en el trascendental debate que gracias al apoyo que CiU y ERC han prestado a una iniciativa de las CUP, se celebrará sobre la figura del alcalde de Marinaleda y su Sindicato Andaluz de Trabajadores, ese que algunos cínicos llaman Robin Hood, que desarrolla su actividad sin animo de lucro mas allá de las fronteras catalanas. Y compartir con Ustedes mi deseo de que el Parlamente apruebe la propuesta de resolución por la que el Gobierno de la Generalidad deberá instar a los gobiernos español y andaluz a dejar de reprimir y criminalizar la lucha sindical del SAT. 

Sin duda es un gran acierto que este debate empiece en la “Comisión de Asuntos Exteriores y Cooperación con la Unión Europea”,  pues representa una gran oportunidad para que Francesc Homs, ministro catalán de asuntos exteriores, y el recientemente constituido “Diplocat”, el “Foreing Office” catalán, informen a la Unión Europea sobre el tipo de estado de derecho, de democracia y de sindicalismo que defiende Cataluña, como un atractivo mas para atraer inversiones de capital y sobre todo para que pongan una alfombra roja a la entrada en la UE de una Cataluña independiente.

Los distintos caminos que han seguido las dos iniciativas que han ocupado este espacio de expresión, son un ejemplo del esperpento que se representa en el Parlament. Que mejor que la ironía para relatarlo.

El show de la democracia IV. El final


"Yes we can, but I need more time"
Pasados unos días para superar la resaca de la victoria de Barack Obama en las elecciones presidenciales USA, quiero acabar la serie “El show de la democracia” comentando un triunfo que finalmente fue más holgado de lo previsto, en una jornada electoral en la que también se renovaban parte del Senado y del Congreso, y se consultaban a nivel local temas tan variopintos como: la legalización de la marihuana, el endeudarse para ampliar una escuela, la independencia de Puerto Rico, el matrimonio gay, el asfaltado de una carretera o la eutanasia.
La campaña electoral que gana es la mejor, de la misma manera que el presidente que resulta elegido es la consecuencia de esta afirmación. Tras lo ocurrido en la Universidad de Denver, donde a Obama le salvo del KO la campana, la “Casa Blanca” se puso al servicio del think tank electoral. Obama moderó la soberbia, pasando a ser más candidato que presidente, y dedicando más tiempo a preparar sus intervenciones, lo que se notó en los dos siguientes debates.
Y sobre todo, resaltar que la estrategia demócrata se remodeló para movilizar a su electorado del 2009, desmotivado porque la revolución prometida no había llegado. Para conseguirlo había que renovar la esperanza y darle la vuelta a la tortilla de sus incumplimientos electorales: reducción de la tasa de paro, control del déficit, cierre de Guantánamo, etc. ¿Cómo hacerlo? Pidiendo más tiempo para hacerlas realidad: “Lo mejor está por llegar” (“Yes we can, but I need more time”).
En un país donde ningún presidente ha sido reelegido con una tasa de paro superior al 10%, donde las encuestas a pie de urna coincidían en que la economía era la primera preocupación de los estadounidenses, y que el mejor preparado para administrarla era Mitt Romney, ¿por qué no ganó el candidato republicano? La respuesta, más allá de la escasa capacidad del republicano para conectar con los más desfavorecidos, puede estar en que la preocupación de los desempleados y las clases populares está en la inmediatez de sus necesidades y en la microeconomía, identificando la macroeconomía con el largo plazo y con las personas más ricas.
Los triunfos se construyen con aciertos pero también con las equivocaciones del oponente. En un país donde en el año 2.020 un cuarto de la población será hispana, en el que esa “minoría mayoritaria” vota en una proporción de 3 a 1 al Partido Demócrata y en el que ningún republicano ha alcanzado la presidencia sin conseguir al menos el 30% de los votos hispanos, fue un claro error estratégico no nombrar a un hispano, y aun mejor a una hispana, para acompañar a Mitt Romney en un 'ticket' electoral en el que Paul Ryan representaba más de lo mismo.
Ya para acabar, resaltar que el triunfo de Obama se sustentó en un impecable equipo de campaña que supo reaccionar a tiempo remodelando su mensaje hacia la emoción de la esperanza. Pidiendo más tiempo a su electorado más fiel: las mujeres, con la que Michelle Obama es una potente conexión, los jóvenes, los afroamericanos y los hispanos.
Mientras que Mitt Romney pagó las consecuencias de la creciente influencia de un Tea Party que, tras 4 años empujando a los republicanos hacia la derecha con su intransigencia negociadora en el Congreso, en las primarias le colocó un ticket electoral incoloro en lugar de complementario, que a mi entender no sumó nada.
Michelle Obama seguirá durmiendo en la Casa Blanca, y no sé si Anne, la Sra. Romney, seguirá sirviendo el té.

El show de la democracia III (Your money, your vote)

A diferencia de lo que ocurrió hace 4 años cuando Barack H. Obama fue presentado en el teatro mundial como el mesías del “yes we can”, hoy por hoy, el interés de la sociedad española en las elecciones USA ha disminuido en la misma proporción en la que hemos despertado del sueño de creer que éramos una potencia y podíamos compararnos con los EEUU o incluso desafiarles, como hizo ZP al paso de su bandera.

En la madrugada del pasado martes (hora española) se celebró en Boca Ratón (Florida) el último de los debates televisivos entre Barack Obama y Mitt Romney. Esta vez tocaba hablar de la política internacional del país más poderoso del mundo. Un tema que solo despierta interés en el pueblo americano en tanto en cuanto pueda influir en su industria, comercio y sobre todo en su seguridad interior (los atentados del 11 de septiembre les hicieron sentir vulnerables), sin olvidar el trillón de dólares de su presupuesto militar. Los índices de audiencia bajaron un 15%,  según Nielsen.

Obama llegaba a este tercer enfrentamiento tras salvarse del KO en el primero que tuvo como eje su política interior (El show de la democracia I), y con una ajustada victoria por puntos en el segundo gracias a sus innegables habilidades como actor en el formato “tengo una pregunta para usted” (El show de la democracia II). La explicación práctica para los consumidores de democracia es que Obama partía con una ventaja de 3-4 puntos antes del primer show y ambos llegaban a Boca Ratón con un empate técnico del 47 % en intención de voto.

A diferencia de lo que ocurrió en el primer debate en el que Obama mostró cierta soberbia al no prepararlo debidamente, minusvalorando a su contrincante, Obama se presento en Florida con los deberes hechos y con una cierta ventaja al estar mas curtido por la experiencia acumulada en el plano internacional, y así lo demostró transmitiendo, corporal y verbalmente, una imagen de seguridad y convicción.

Los candidatos redujeron la política exterior a temas relacionados con el terrorismo y la guerra, priorizando Obama su 'roll' de comandante en jefe sobre el de líder de la diplomacia USA. A excepción de una tímida mención de Romney al mercado sudamericano y de Obama acerca de la disminución de las importaciones de crudo, no fue hasta los últimos minutos, y a propósito de China, cuando se hablo de comercio exterior al denunciar ambos su competencia desleal y la falta de respeto del gigante asiático a los tratados.

A diferencia del primer debate, donde el candidato republicano denunció los incumplimientos de los compromisos de Obama en materia de déficit y empleo, en esta ocasión el presidente en funciones puso en valor haber cumplido con sus promesas: la retirada de Irak, el inicio del traspaso de poderes a los afganos, y la desaparición de la cúpula de Al Qaeda. Sobre este último extremo Obama recordó que de haber informado a Pakistán -como defendía Romney- sobre la operación que ejecutó a Bin Laden, ésta hubiera fracasado.

En el ámbito de la política exterior apenas hubo diferencias entre sus planteamientos. Esto situó a Romney en una posición de debilidad, de la que intento salir tratando de introducir la economía en el rifirrafe y, a diferencia de lo ocurrido en el debate sobre política interior, esta vez se encontró a un Obama crecido y preparado, que sí supo contraatacar con sus propuestas en educación y 'medicare'.

En Boca Ratón ocurrió lo contrario que en el primer debate. Esta vez fue Barack el primero en abandonar su puesto de trabajo para fundirse en un abrazo con Michelle. Se sabía ganador. Esta vez fue Mitt quien casi rechazó el abrazo que le ofrecía Anne. Las encuestas también han dado ganador al candidato demócrata.

El Show de la democracia II


Tras el inocuo debate de los escuderos aspirantes a caballeros celebrado hace unos días entre Joe Biden y Paul Ryan, ayer, los auténticos protagonistas de la campaña electoral americana volvieron al estrellato, desmintiendo una vez más el  tópico de que“el pueblo” es el actor principal.

En este su segundo debate, los candidatos a presidir la nación más poderosa del mundo se sometieron a las preguntas de 80 ciudadanos “independientes” previamente seleccionados por el prestigioso instituto Gallup. El formato del acto era el de: “Tengo una pregunta para usted”, el mismo que puso en apuros a ZP por no saber el precio de un café.

Presionado por la ventaja de 2/3 puntos que Mitt Romney había cobrado tras el primer debate, y la necesidad de movilizar a sus fieles, el comandante en jefe de los EEUU se mostró más agresivo que en Denver (Colorado), frente a las acusaciones que le dirigió el republicano por las promesas incumplidas en materias como por ejemplo: la creación de empleo, la reducción del déficit y la ley de inmigración. Romney también lidio bien los envites de Obama y mantuvo el tipo con solidez, aunque en algunos momentos pareció olvidar los mantras que a buen seguro su equipo le había inculcado: “Usted no tiene credibilidad cuando dice que hará lo ha sido incapaz de hacer” o “sus recetas no han funcionado”.

Los temas que mas calentaron un escenario sin atriles, en el que los contendientes podían moverse a placer, algo que en principio beneficiaba a un Obama mas preparado como actor, fueron: El ataque a la embajada de Benghazi, los impuestos, la financiación del gasto y las pensiones, la deslocalización industrial, el empleo, la política energética y los precios de los combustibles, la 2ª enmienda con los AK47 y la asociación del rifle incluido, y por fin hablaron de inmigración; un terreno en el que a mi modo de ver, los republicanos han cometido un error estratégico, al no complementar su ticket electoral con un vicepresidente latino, capaz de atraer a un sector del electorado en el que pierden por 3 a 1.

La frase: “Él nos quiere llevar al mismo desastre que antes”, puede ser el ejemplo que condensa la estrategia más agresiva de un Obama que se defendía de un Romney al que denunciaba por no explicar como iba a financiar la ejecución de sus propuestas.
Ambos atacaron y contraatacaron sin llegar a permitir que: “el usted miente”, y el “tu mas”, acaloraran demasiado el debate. Evitando así el consabido efecto de rechazo en la audiencia que las trifulcas producen.

Adjetivos como: Obama renace o resucita, han sido usados tras el combate político por los mismos comentaristas, que tras el primer debate solo concedieron una pequeña ventaja a Romney, cuando las posteriores encuestas demostraron que la campana había salvado a Obama del KO. El presidente de los USA ha resurgido, pero intuyo que no lo suficiente como para absorber la ventaja que le lleva Romney, pero si reducirla

Al acabar el show, Mitt y Anne volvieron a ser los primeros en abrazarse, pero esta vez, Barack no se escabullo de los cariños de Michell.

El show de la democracia


Han pasado ya unos años y el show de la democracia mas grande del mundo ha vuelto ha empezar. Recuerdo que la elección de Barack Obama llenó de sonrisas y lagrimas el siempre cinematográfico final de las elecciones estadounidenses. Imágenes de emociones encontradas inundaron la prensa y la televisión de todo el mundo, impulsando una contagiosa y a veces inconfesable esperanza que con el tiempo ha ido apagándose por la acción de la tozuda realidad.
El pasado martes volví a trasnochar, como hace 4 años, para ver en directo el primero de los tres debates televisivos, esta vez entre Obama y Romney. Un enfrentamiento al que el primero llegaba con una ventaja de 3-4 puntos en las encuestas, margen que para alegría de unos y preocupación de otros, se diluyó tras el combate.
De los tres cuerpo a cuerpo programados, el primero siempre es el más difícil. Los temas giraron alrededor de la política interior USA, la economía, el empleo, la educación y la sanidad. Una oportunidad para Romney que llegaba sin fracasos como gobernador de Massachussets, y un riesgo para Obama que ya no sabe qué hacer para mantener la ilusión que generó el “yes we can”. Un Romney que farda debussines man frente a un Obama que pide una segunda oportunidad para seguir al frente de unas clases medias que no han tenido la revolución que les prometió.
Nada nuevo sobre el contenido: más sector privado o más estado, más intervención o más iniciativa privada. Para Obama lo que no es público es casi perverso y Romney abogando por la eficacia de la empresa para hacerse cargo de la sanidad, la educación y yo añado la guerra: que el pueblo convertido en consumidor de democracia elija a quien pagar.
Mención aparte merece que los únicos países nombrados en el debate fueron China por los temores que produce como tenedora de deuda del Tesoro USA, y España como un ejemplo a no seguir: Spain expends 42% of his economy in goverment . Se han quejado las mismas voces que decían “No Somos Grecia”.
Obama fue una mala copia del original. Su lenguaje corporal así lo reconocía. Mientras hablaba Romney, B.H.O no sabia donde dirigir su mirada, estaba incomodo, animándose solo cuando tomaba la palabra, como si su lengua activara el photoshop. Al finalizar el debate, dejo su atril en segundo lugar, y mientras Mitt compartía abrazo y besos con Ann, Barack se dejo besar sin beso y casi rechazó el abrazo que le ofrecía Michelle. Se sabía perdedor. Mitt Romney no es John McCain. La campana salvó a Obama del KO.

Don Antonio Mingote, descanse en paz


Antes había países pacíficos y países agresivos. Ahora todos quieren la paz. Y para asegurarla, fabrican más armas que nunca. (A.Mingote)


Hace unos meses, hojeando la prensa frente al mar de Sitges en un luminoso día de resaca tras una noche en la que los druidas lograron aturdir mi sensatez, me topé con esta viñeta de Antonio Mingote: dibujante, escritor y periodista nacido en ese bonito pueblo allá por 1919 y me puse a buscarle en Internet para documentar unas líneas que hoy con motivo de su fallecimiento he releído con tristeza y de las que a continuación reproduzco una parte.

Académico de la lengua española y Doctor Honoris Causa por las universidades de Alcalá de Henares y Rey Juan Carlos, este hombre tan genial como bueno, honrado y comprometido, ha sido distinguido con tantos premios que resulta abrumador enumerarlos: solo mencionaré la medalla de oro de las bellas artes, la del  merito del trabajo, y el XV premio de Asociación por la Tolerancia, que me permito incluir por cariño a los de la Tole, y porque allí estuve para aplaudirle y pedirle que me dedicara un ejemplar del Quijote por el ilustrado. Recuerdo la sabia sonrisa vital que mecía en su cara mientras firmaba y me decía: “bien, bien” refiriéndose a C’s.  

Don Antonio es una rara avis que ha trazado su humor con sabiduría desde las páginas de La Codorniz y sigue haciéndolo en ABC, siendo más de 20.000 las viñetas con las que ha deleitado y despertado de su narcotizada existencia diaria a varias generaciones de españoles. “No se puede crear humor frívolamente, como en broma, eso es una gilipollez”, decía.
Sus dibujos no buscan la risa fácil y estúpida, y tampoco el aplauso del poder “si hiciera eso sería una especia de lacayo, cosa a la que me resisto”. Su pluma ilustra sus ideas, unas veces denunciando y otras presagiando un futuro cierto en su lucida mente.

La defensa que desde sus dibujos y escritos hace de los derechos y libertades que recoge nuestra constitución, así como su posicionamiento contra el nacionalismo y su defensa de las victimas del terrorismo, le costaron sufrir una querella de la que fue consejera de turismo con el gobierno nacionalista de Ardanza, Rosa Diez, por criticar en una viñeta la campaña “ven y cuéntalo”. Cosas de la historia que es muy tozuda.

Hoy añado, descanse en paz

Soy el nº 2.803.632.981 de la especie humana.

Hoy a pesar del debate entre el hambre y el apetito que han protagonizado Rubalcaba y Rajoy, dormiré mas tranquilo sabiendo que soy el numero 2.803.632.981 de la especie humana, incluidos hombres, mujeres y viceversa.

Si queréis saber que numero sois y con ello conocer mejor vuestra identidad, mejorar vuestra percepción de la humanidad, y daros definitivamente cuenta de que no estamos solos, cliquear este enlace de la BBC:

http://www.bbc.co.uk/news/world-15391515

A simple vista os puede parecer solo una estupidez, salvo que compréis el número y sea agraciado por la lotería, o la idiotez de con nuestra curiosidad estemos financiando a la televisión publica británica. Pues no, lo importante es que un solo movimiento de mi dedo índice con el ratón ha contribuido a conocerme mejor y ha situarme en el mundo, sin olvidar la pasta en psicoanálisis que con ello me voy a ahorrar.

Lo curiosamente científico es que al volver a repetir la operación ha vuelto a salir el mismo número. Durante el intervalo entre las conexiones, nadie me ha robado mi identidad ¡¡¡¡¡El numero 2.803.632.981 soy definitivamente yo!!!!

Pero no es oro todo lo que reluce: El problema está en que el programa no me dice que nº de cristiano, universitario, y buena gente soy, y lo que es mas grave, que nº de europeo, español y catalán soy, esto y solo esto es lo que me ha vuelto a sumergir en una crisis existencial, vital, y de identidad que con esfuerzo y dedicación confió en poder superar adecuadamente, especialmente si el numero toca. Ya se sabe: ¿Who I am, where I’m coming from, where I’m going to? Y sobre todo ¿how much? pues en estos lares en los que yo y mis circunstancias habitamos, esto de la identidad, especialmente la colectiva sale muy caro.

Nito Foncuberta

Algo huele mal en el cielo. Vivir para ver.

“La realidad será la totalidad de los hechos posibles, los que se dan y los que no se dan. Todos conforman la realidad”


“Una proposición será significativa en la medida en que represente un estado de cosas lógicamente posible”

L.Wittgenstein



La llamada ·”Crisis de los controladores aéreos” es una realidad que se ha ido transformando a medida que hemos ido conociendo los hechos que la conforman y su secuencia cronológica. El ultimo ha sido el llamamiento a la "movilización permanente" hecho por los sindicatos CCOO, UGT y USO en Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), a todos los trabajadores.

Empezare permitiéndome la osadía de recordar que la solución a una negociación estancada esta en la mediación, siempre y cuando el objetivo de la negociación sea llegar a acuerdos, algo que en el caso de AENA y los controladores, no esta claro.

No voy a retrotraerme hasta los hermanos Wright para encontrar el origen del conflicto que desembocó en el cierre del espacio aéreo español del pasado fin de semana, dejando tropecientos mil pasajeros sin un servicio que tenían contratado; pero sí retroceder hasta 1.999, fecha en la que siendo ministro Rafael Arias Salgado, entro en vigor el convenio colectivo que además de dejar en manos de los controladores la gestión y control del trafico aéreo, les otorgaba un privilegiado estatus laboral que como cualquier trabajador y muy especialmente los funcionarios, se resisten a perder.

Es importante tener en cuenta que esta situación de privilegio es compartida por sus homónimos europeos, especialmente en lo referente a salarios, horas de trabajo y calendario laboral. Sin embargo en el resto de Europa, si bien las tensiones son incluso mayores, en Francia se han declarado en huelga 3 veces en lo que va de año, los gobiernos han negociado. “Spain is diferent”.

En España, con gobiernos de distinto color, el convenio de 1.999 se ha ido renovando automáticamente sin que trascendiera demasiado su contenido, tabla salarial incluida, eran épocas de vacas gordas. No será hasta el aterrizaje en abril de 2009 de José Blanco en el Ministerio de Fomento, sustituyendo a Magdalena Álvarez, cuando la presión ira aumentando hasta estallar. El gobierno nos vende que Pepiño se ha limitado a coger el toro por los cuernos, y a mi se me antoja que simplemente no ha gestionado la situación en beneficio del consumidor.

Repasemos someramente el cambio de actitud y estrategia de la administración, pues la de los controladores poco ha cambiado, cumplimiento del convenio.
Desde febrero hasta julio pasado, aprobó sendos reales decretos ley que: Han devuelto a AENA la capacidad de gestión y control del tráfico aéreo, modificado las condiciones laborales de los controladores, sus salarios, su jornada laboral, y abierto el camino para la contratación de controladores privados ajenos a AENA. Ya en agosto, la USCA retira una convocatoria de huelga y firma con AENA un preacuerdo por el que se aceptan las condiciones laborales establecidas por el Ministerio de Fomento a cambio de flexibilizar la jornada laboral en función de la carga de trabajo de cada centro. Sin embargo, tras el verano, los controladores abandonan la negociación por incumplimiento de los acuerdos firmados el mes anterior.
A partir de aquí los acontecimientos se precipitan: El pasado día 3, se aprueba un nuevo real decreto; el 25 % de los controladores ausentes de su puesto de trabajo; el cierre del espacio aéreo; la declaración del estado de alarma y la militarización del servicio.

Decía que Pepiño Blanco no ha gestionado la situación en beneficio del ciudadano, principal victima de la crisis que nos ocupa, lo que no implica que su gestión no haya beneficiado a nadie, y es aquí cuando entramos en el terreno de las conjeturas. ¿Qui Prodest? Si la primera impresión es lo que cuenta, lo primero que pense es en una cortina de humo, y en lo poco que se ha hablado de la retirada del subsidio a los parados de larga duración y de la anunciada reforma de las pensiones.

Merece reflexionar acerca de la propuesta incluida en el ultimo paquete de medidas aprobadas por el gobierno, por la que se privatizará el 49% de AENA y se cederá la gestión de Barajas y El Prat al sector privado, así como sobre la voluntad manifestada por el gobierno de prolongar el “estado de alarma” hasta liberalizar el control aéreo. Todo ello evidencia que el objetivo último de esta medida extrema y excepcional no es garantizar un servicio público sino liberalizar el control y gestión del espacio aéreo.

Que un gobierno de izquierdas se dedique a privatizar empresas y liberalizar mercados es cuanto menos sorprendente. Como lo es que convierta la negociación colectiva en una pantomima, imponiendo por decreto sus condiciones a un colectivo de trabajadores con el ardid de una alarma social que el mismo ha convertido en crisis al aprobar un decreto días antes del megapuente de la Inmaculada, dejando en tierra a tropecientos mil viajeros y nuestros bolsillos más vacíos.
Pero que prolongue el “estado de alarma” una vez el trafico aéreo se ha normalizado y el servicio restablecido, manteniendo militarizado el control aéreo de forma preventiva, aunque mas propio de republicas bananeras, es mas verosímil.

¿Militarizara también ZP a los trabajadores de tierra y los pilotos? ¿Será que ZP quiere emular a Margaret Tatcher y Ronald Reagan?
Vivir para ver.

Sobre la regeneración democrática de los sindicatos

“Los sindicatos no tienen el suficiente apoyo material, humano y de las instituciones” (Valeriano Gómez, Ministro de Trabajo)



Se habla mucho de la falta de credibilidad de los partidos políticos y de la consecuente desafección de la sociedad hacia sus representantes, y muy poco de la responsabilidad que tienen los sindicatos en este proceso de perdida de confianza de los ciudadanos en las instituciones.

Las organizaciones sindicales, como los partidos políticos, son una herramienta imprescindible en el juego de equilibrios de cualquier sociedad democrática, mas para que este contrapoder sea efectivo ha de jugar su papel de forma coherente e independiente.

Las continuas frases de agradecimiento que desde el Gobierno se dirigen a los sindicatos por “garantizar la paz y la cohesión social”, se me antojan cuanto menos como mensajes con enjundia. Sin duda, los agentes sociales, como cualquier negociador responsable, han de intentar preservar la paz, pero ¿Es esta la función principal de un sindicato?

A este respecto, algunas de las necrológicas frases que se le han dedicado al recientemente fallecimiento Marcelino Camacho, recordando su contribución a la pacifica transición sindical española, me han recordado la lucha de este líder comunista por un sindicalismo de clase, que no de estado, al menos en las formas. En aquella época, el llamado sindicato vertical carecía de toda legitimidad representativa, era simple y llanamente una de las herramientas del régimen para controlar la sociedad en nombre de la paz social y una forma de dar coartada a una legitimidad imposible; mientras que hoy, salvando las distancias entre los dos escenarios políticos y descontando la legalidad actual, la credibilidad de los sindicatos vuelve a estar en entredicho, esta vez por la dictadura del dinero en lugar de la del miedo.

La deseable autonomía de los sindicatos, especialmente la de los llamados sindicatos mayoritarios UGT y CCOO que reciben de la administración una media de 7 millones de euros mensuales, esta cuestionada; y las sospechas de que su dependencia financiera del gobierno de turno es lo que marca las prioridades de su actuación relegando los intereses de los trabajadores al minimo imprescindible, están mas que generalizadas. Un dato que lo demuestra es que la proporción de trabajadores sindicados disminuye año tras año.
En la medida en que la proporción de las cuotas con respecto al total de sus ingresos siga decreciendo, su credibilidad también ira menguando y la desafección aumentando. En este sentido, la frase pronunciada por el nuevo ministro de trabajo, Valeriano Gómez: “Los sindicatos no tienen el suficiente apoyo material, humano y de las instituciones” es cuanto menos, preocupante.

Si a esta dependencia financiera de la administración, añadimos otros factores como la poca transparencia en su gestión, la funcionarización de los cuadros sindicales, la gestión de los liberados sindicales, la falta de limitación de mandatos, su peso en la firma de convenios colectivos, y un largo etcétera, tenemos un caldo de cultivo muy peligroso en el que fotos de lujosas cenas o cruceros con corbata, se convierten en algo mas que anécdotas, haciéndonos reflexionar sobre la necesidad de acometer una autentica regeneración democrática también en el mundo sindical.
Nito Foncuberta

La diplomacia es un arte de difícil comprensión pues sus trazos formales suelen esconder objetivos que raramente tienen que ver con lo aparente.

La diplomacia es un arte de difícil comprensión pues sus trazos formales suelen esconder objetivos que raramente tienen que ver con lo aparente.

Mas allá de las molestias que le puedan haber causado al rey de Marruecos ver y oír como helicópteros del ejercito español alteraban con el sonido de sus aspas sus placidas vacaciones en el mar, soy de los que cree que su real sangre, lejos de bullir a su paso, fluía apaciblemente por sus regias venas, mientras se regocijaba al constatar que una vez mas el PSOE y el PP actuaban como cómplices necesarios de su ya cansina estrategia de la provocación. El primero obligado desde hace 5 años a mantener una estúpida sino perversa sonrisa y el segundo enarbolando la bandera del patriotismo y atizando a ZP por su falta de firmeza.

Verano tras verano la dinastía Alauí pone en marcha su maquinaria política y mediática con el objetivo de crear una tensión aparente, sabedor de que por mucho que tense la cuerda, ni la UE ni los EEUU permitirán que se rompa, pues su posición es decisiva en el delicado equilibrio de un Magreb en el que los “hermanos musulmanes” cada vez tienen mas influencia, y el riesgo de ocurra como en Irán, donde la democracia les sirvió para acabar con la democracia, no es baladí.

Este año la farsa ha tenido como escenario el puesto fronterizo de Beni-Enzar (Melilla/España), donde un puñado de actores, producidos por Mohammed ben el Hassan ben Youssef el Alaoui, han reinterpretado el papel de victimas del villano español.
El acto principal del vaudeville constó de una serie de pegadas de carteles trucados en los que se veía a una sonriente infiel, de profesión policía del ejercito colonial español, acompañada por otro infiel con el mismo uniforme que se agarraba los testículos; a este acto le siguió una rueda de prensa dirigida por el presidente de la de la Coordinadora de la Sociedad Civil del Norte de Marruecos, quien acompañado por el director del periódico Nador24, se dedico a hacer un mitin plagado de tópicos, soflamas y consignas denunciando un supuesto racismo policial, discriminación, colonialismo, atropellos, malos tratos, esclavitud de mujer, etc., etc. Especial mención mereció la presencia en el escenario del presidente de la Asociación Gran Rif de los Derechos Humanos, quien al parecer ya esta harto del poco eco que tienen sus denuncias sobre la falta de libertades y las actuaciones represivas de la policía de su país, y quería salir en la foto.

Verano tras verano, Mohammed VI consigue despertar las pasiones nacionalistas a un lado y otro de la frontera, también para desviar la atención de sus súbditos de la precaria realidad socio económica de Marruecos. Un reino cuya paz social corre el riesgo de alterarse con el regreso vacacional de miles de emigrantes dispuestos a contar las bondades de vivir en la sociedad del bienestar europea, con unos servicios sociales básicos como la sanidad, la educación, y en la que incluso los que no quieren trabajar reciben un subsidio. Una Europa en la que los inmigrantes gozan de unos derechos y libertades que en el reino Alaui están reservados para unos pocos privilegiados.

No nos engañemos, la diplomacia es un arte de difícil comprensión pues sus trazos formales suelen esconder objetivos que raramente tienen que ver con lo aparente.

Al rey y líder espiritual de los marroquíes le interesa que Ceuta y Melilla sigan siendo españolas para seguir quejándose y exigiendo pingues contrapartidas como las que consigue administrando la producción de Hachis, el flujo de inmigrantes o vendiéndonos sus esfuerzos en la lucha contra Alcaeda, cuando es principalmente su cabeza la que corre peligro si los hermanos musulmanes acceden al poder.

Pero todo esto ya pasó. Moratinos asegura que “No Problem” y el que tiene las llaves de las esposas que atan a la diplomacia española con Marruecos, viajará el lunes para pagar el precio por su contribución a la lucha contra el terrorismo, la inmigración ilegal y el tráfico de drogas, y las mas de diez mil personas que cruzan cada día la frontera melillense transportando sus fardos y haciendo sus trueques, podrán seguir buscándose su pan de cada día sin que esos luchadores por la libertad de la CSCNM, la AGRDH y el Nador24 se lo impidan.

Y mientras, el rey y líder espiritual de los marroquíes, seguirá leyendo el Financial Times en la popa de su yate y contando los beneficios político/económicos de la función.
Hasta el verano que viene.
Nito Foncuberta

Las personas hablan en el idioma que en el que sueñan

La verdadera civilización es aquella en la que todo el mundo da a todos los demás todos los derechos que reclama para sí mismo.
Robert Green Ingersoll (1833-1899)



Hace unos días el Secretario de política lingüística de la Generalitat, Joan Bernat, valoraba positivamente los resultados de un sondeo según el cual han aumentado los porcentajes de ciudadanos que conocen el catalán y que se declaran bilingües, pasando estos últimos del 4’7 al 12 %.
Hasta aquí parece que su optimismo esta justificado y que todos nos deberiamos alegrar, sin embargo hay un dato que chirría de forma relevante: el porcentaje de personas que utilizan normalmente el catalán como lengua habitual se ha reducido en un 11%, pasando del 46% al 35%.

La controversia esta servida: Mientras que el conocimiento del catalán aumenta como consecuencia directa del aumento de las titulaciones fruto de su imposición en la escuela y su obligatoriedad en la administración; su uso en la calle, en casa o en la empresa, disminuye. Mientras que el número de catalanes que tienen acreditado el nivel “C” crece, el uso del catalán decrece.
Esta situación aunque parezca paradójica no lo es tanto. A pesar de los ingentes recursos económicos y humanos que la Generalitat dedica a la imposición del catalán, las personas siguen hablando en el idioma en el que sueñan.

Otro argumento a tener en cuenta para entender que porcentualmente disminuya su uso, es el del rechazo que toda imposición identitaria produce en el que la padece, máxime cuando es una minoría quien la practica. A este respecto cabe recordar que en Cataluña solo el 15% de sus habitantes declara sentirse “únicamente catalán”, y que la gran mayoría se siente catalana y española en distinta proporción.

Los intentos de modificar la realidad socio cultural de Cataluña mediante la aplicación de técnicas de ingeniería social, a golpe de talonario o por imperativo legal, no esta produciendo los efectos que algunos esperaban, salvo en los bolsillos de los que viven del nacionalismo.

La ley del consumo, que obliga a las empresas a rotular y a dirigirse en catalán a los clientes, o la ley del cine que impone a las salas que proyecten el 50 % de las películas en catalán, sin olvidar la piedra angular sobre la que se sustenta todo el negocio: la exclusión del castellano del sistema educativo, están convirtiendo uno de nuestros dos idiomas comunes en algo antipático.

Otro ejemplo reciente que alimenta la animadversión si no el rechazo, ha sido la prohibición de instalar pantallas en Barcelona o televisiones en las colonias de verano, esplais etc., para ver los partidos de la selección española de fútbol, o incluso la reciente prohibición de las corridas de toros. Decisiones estas, que lejos de contribuir a la normalización del “fet catalá” están produciendo “la desfeta catalana”.

Por mucho que la nueva prensa del movimiento apele a la dignidad de Cataluña, cada vez hay mas catalanes indignados, hartos de tanta tontería y perdida de tiempo; ciudadanos a los que les importa un pimiento que un servicio lo gestione la administración local, la autonómica, la estatal o la europea; contribuyentes que quieren que los impuestos que pagamos se destinen a satisfacer las prioridades de los ciudadanos y no las de la yihad catalana.

Se me antoja que el Sr. Joan Bernat en su papel de comisario político ha respondido a las expectativas de su “Reichsleiter”, obligando, castigando, multando, prohibiendo; pero como Secretario de política lingüística de la Generalitat esta fracasando, y es que las imposiciones contra natura están condenadas al rechazo.
El devenir de las lenguas en la historia es muy tozudo y poco tiene que ver con la voluntad de los que nos gobiernan.


Nito Foncuberta

El Juez y el Hombre

Montesquieu escribió: “La ley debe ser como la muerte, que no exceptúa a nadie”.

Las leyes no descansan en la bondad de los ciudadanos si no más bien en la desconfianza hacia la dualidad de nuestra naturaleza, y Don Baltasar Garzón es humano y como tal también se debate entre la virtud y el pecado, entendido como el vicio que nos impide ser mejores personas. Y la soberbia es uno de ellos, no es algo estupendo y superior, es un vicio, por mucho que algunos se empeñen en adjetivar el sustantivo y ungir a Don Baltasar y sus actuaciones como soberbias.

Tenemos la tendencia a confundir jueces, justicia y ley, y a confortarnos con la imagen de aquella señora con la balanza en una mano, la espada en la otra y sobre todo con los ojos vendados, olvidando que su figura nunca aparece desnuda, algo que siempre he relacionado con el pudor de esconder la naturaleza humana.
Alguien cuyo nombre no recuerdo escribió que todos somos iguales ante la ley, pero no ante los ojos del que la aplica. Y Don Baltasar no ha tenido los mismos ojos ante todas las victimas de la guerra civil, ni los mismos oídos ante toda la corrupción que ha pasado por sus manos o ha buscado en turnos y repartos.

Parte de la sociedad prefiere dejarse seducir por las siempre enigmáticas teorías de la conspiración, argumentando que detrás de las denuncias que acusan a Don Baltasar están la venganza y la envidia, vicios ambos de nuestro lado oscuro, cuando lo mas probable es que Don Baltasar simplemente ha errado. Otros, como decía Santiago Rusiñol, sencillamente creemos que “Cuando alguien pide justicia es obvio que lo que quiere es que le den la razón”.

Es como si Zeus hubiera ordenado a Ate, aquel semidios con forma de pajarillo, posarse sobre el hombro de Don Baltasar, evidenciando a los humanos que es uno de los nuestros y ha errado. Lo que la justicia nos aclarará es si ha delinquido, y la historia nos dirá si finalmente alcanza su rumoreado objetivo de trasladar a Den Haag sus inquietudes y su peculiar forma de entender la justicia.

Elecciones en “Els paisos catalans”. Ejércitos y otras sandeces.

Curiosamente, los votantes no se sienten responsables de los fracasos del gobierno que han votado.
Alberto Moravia (1907-1990)

Tras oír en Catalunya radio que la unión de la izquierda había ganado las elecciones regionales celebradas en la Cataluña Nord, he llegado a la conclusión de que lo que tenia que hacer era dejar de dedicarme a producir para pagar facturas e impuestos y hacer lo que hacen los nacionalistas, ocuparme de cosas mas importantes.
Y aquí estoy, sentado frente al teclado, poniendo mi granito de arena para que mi sueño se haga realidad: conseguir la deconstrucción nacional.

Ciertamente el partido de Sarkozy ha sufrido una dura respuesta en las urnas, que no por inesperada era mas que previsible. No gobernar de cara a la galería en lo sustancial, mas allá de la glamourosa imagen de Sarko & Carla, tienen estas consecuencias, y creanme ustedes, la reforma de las pensiones que propone este hombre aparentemente menudo, no es baladí, como tampoco lo es la reforma del mercado laboral. Los agravios comparativos que produce el sistema de protección francés y sus privilegios, ya entre los funcionarios y el sector privado, ya entre los que trabajan en distintos ámbitos de la administración, de allí y de ultramar, son un mal endémico insostenible.

La hoja de ruta del presidente de la republica francesa, incluido el Languedoc-Rosellon, como la de todo estadista, conlleva un coste electoral inversamente proporcional a la necesidad e idoneidad de sus propuestas, y que normalmente se acentúa cuando se sacrifican las recetas de popularidad que dictan las encuestas de los lunes, y se gobierna pensando en el bienestar de los franceses de hoy y de mañana, de sus hijos y sus nietos, incluidos los que viven en la Cataluña Nord.

Estoy lanzado y no quiero acabar sin referirme a la tierra natal de mis retatarabuelos, bisabuelos, abuelos, padres y también la mía, mal que les pese a algunos.

Aquí, mientras tanto, en la Cataluña peninsular, en la Cataluña española para entendernos, ha nacido un nuevo producto de la mercadotecnia: Jan Laporta, quien nos propone la creación de un ejercito propio como la lengua, no para reconquistar “els paisos catalans”, si no para evitar que se repita algo tan cruel como la desagradable escena de los ejércitos invasores de Francia y España limpiando la nieve de nuestras carreteras y ayudando a la población; o la deshonra que hubiera significado aceptar unos cientos de generadores que las tropas del Borbón pretendían instalar para proporcionar electricidad a los cientos, miles de hogares, que en un acto de patriotismo aguantaron hasta seis días sin poder usar un interruptor, recuperando así los ancestrales métodos de la cocina tradicional catalana basados en fer brasa a la llar de foc. Una forma de calentarse y de paso salvar la nostra cultura, que mis amigos de l’Associació Cultural Gastronòmica Butifarrèndum, tambien promueven con su campaña "cap brasa sense botifarra".

Otro ejemplo del que no me quiero sustraer, y que demuestra el profundo sentido de estado del Molt Honorable President de la Generalitat, José Montilla, es la propuesta de su Excelentísimo Viceministro, José Luis Carod Rovira, quien para tranquilizar a los mas de 600.000 parados de los Paisos Catalans, nos propone crear un cuerpo diplomático genuinamente catalán, que en nombre de la solidaridad alimente a las gentes con ideologías no masticables, como excusa para justificar la creación de nuevos comederos para sus cónsules, procónsules, embajadores y otros amigos leales a la metrópolis.

La hoja de ruta de Sarkozy “el republicano”seguira buscando el bienestar de los ciudadanos franceses, de los descendientes de una revolución que tal vez nos falto para aprender que es el estado el que ha de estar al servicio de los ciudadanos y no lo contrario, dando sentido a los valores de liberté, égalité, fraternite.
Y mientras tanto el caudillo Montilla seguirá con su particular sentido del progreso basado en la involución hacia un sistema feudal moderno, en el que los derechos vuelvan a ser del terruño, reduciendo a tontos útiles a los que ya se creían ciudadanos.

Nito Foncuberta

Celtiberia show

"La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados"
Groucho Marx (1890-1977)


Nuestro gobierno sigue empeñado en convertir nuestra historia reciente en una tragicomedia a modo de versión apócrifa de aquel “Celtiberia show” con el que Luis Carandell nos hizo reír para no llorar. Además del espantoso ridículo que ZP esta haciendo allá a donde va, lo que nos debe preocupar es su empecinamiento en seguir priorizando los legítimos intereses electorales del PSOE sobre el interés general de “todos” los españoles, pues no es baladí recordar que los ciudadanos votamos al partido que se nos antoja tras unas semanas de propaganda y 24 horas de amnésica reflexión, pero al Gobierno lo elige el Parlamento.

Mientras Zapatero le robaba la foto a un Barack Obama cada vez más canoso, ante una Michelle cada vez más carnosa, la bolsa española se desplomaba. Fue otra “semana horribilis” en la que mas allá de infantiles teorías de la conspiración contra el euro, la credibilidad de España siguió menguando a medida que Zapatero iba boqueando por esos mundos de dios.
No estoy diciendo que la caída del IBEX haya tenido que ver con el rezo de ZP durante el desayuno de oración organizado por la Fellowship Fundation en Washington D.C: “No explotaras al jornalero pobre y necesitado” (Deuteronomio. Cáp. XXIV), aunque me parece preocupante que mientras nuestro presidente del gobierno pronunciaba estas palabras, el Ministro de agricultura y desarrollo rural de Polonia, uno de los países que empieza a insinuar su importancia en la economía europea y uno de nuestros mas serios competidores en el mercado único, afirmaba: “El agricultor ha de ganar además de producir”.

Cuando Zapatero sale de su tela de araña y tiene que lidiar en los foros internacionales donde se deciden las normas del gran juego, como Davos, Brúselas, Washington, etc., se encuentra con unos interlocutores a los que no puede callar con subvenciones y créditos para la cooperación y el desarrollo, y menos aun engañar con falsedades y falsaciones, además de por razones intelectuales, porque ellos viven en la realidad: para repartir riqueza primero hay que crearla.

Mientras la Europa de verdad ya ha conseguido estar en crecimientos positivos, o sea mas cerca de poder empezar a crear empleo, la Europa de los PIGS (Portugal, Italy, Greece & Spain) pretenden seguir viviendo del cuento.
Grecia, cuyas calles están tomadas por el descontento, la frustración y los sindicatos, esta pidiendo una cama en el hospital y España pretendiendo que Europa asuma el lastre
de un gobierno mas preocupado por las encuestas de los lunes que en ponerle el cascabel al gato. A Grecia parece que ya le han impuesto un proceso de desparasitación ¿y a España cuando?

Sin su aparato mediático, sin sus intelectuales orgánicos, su circo de artistas y otros busca subvenciones, la capacidad hipnótica de ZP en el mundo y en Europa, es como la fuerza de Sansón sin su cabellera, desaparece, convirtiéndose en un ser frágil del que unos se ríen y ningunean mientras otros nos sonrojamos. Sus discursos cósmicos, faltos de contenido, vacuos de propuestas concretas y viables; lejos de seducir y convencer siembran dudas y desconcierto, acentuando lo que hace años intuimos y ahora sabemos, y que una Europa en permanente estado constituyente es muy cauta en denunciar.

La llamada del Rey a un amplio acuerdo, mas allá de producir titulares, fotografías y besamanos, se me antoja como el dictado de un ZP atrapado por sus palabras: “mi ideología me impide aceptar las propuestas del PP”. Lejos quedan los días en los que la casa real escribía sus propios discursos, pero no tan lejos quedan los piropos con los que Don Juan Carlos describía a Zapatero tras la entrega de los premios Cervantes: “un ser humano íntegro", "muy honesto", "que no divaga", para añadir "Él sabe muy bien hacia qué dirección va y por qué hace las cosas".

Cada hora que pasa es un tiempo perdido para que asumamos que el de Greenwich ya no es “El Meridiano” que divide la tierra en dos hemisferios. Que aceptemos que el meridiano que divide el mundo se ha desplazado al océano Pacifico, que China existe, que Obama no es tan negro, que Marilyn se llamaba Norma Lee, que el desgobierno no es una forma de gobierno y que la distancia mas corta entre dos puntos es la línea recta.
Y sobre todo, cada hora que pasa con Zapatero al frente de esta nación y Rajoy de la oposición, es un tiempo perdido para que los ciudadanos de este país despertemos y empecemos a actuar democráticamente en consecuencia, exigiendo principalmente al gobierno y también a la oposición que den paso a personas mas capaces.

“Al gobernar aprendí a pasar de la ética de los principios a la ética de las responsabilidades”
Felipe González Márquez
“La política es el arte de aplicar en cada época aquella parte del ideal que las circunstancias hacen posible”
Antonio Cánovas del Castillo (1828-1897) Político, historiador y escritor español.

¿Donde estas Federico?

Quiero llorar porque me da la gana
como lloran los niños del último banco,
porque yo no soy un hombre, ni un poeta, ni una hoja,
pero sí un pulso herido que sonda las cosas del otro lado.

Federico García Lorca (1898 – 1936)


Las noticias que nos llegan desde la zona del Caracolar, próxima a la Fuente Grande de Alfácar (Granada) me preocupan.
El sufrimiento que impregno la vida del poeta que acaricio con su pluma el surrealismo, sigue y parece que seguirá siendo utilizado por aspirantes a Premio Nóbel de la Paz y otros chupópteros de la corte de ZP. Suerte que el Sr. Valium descansa junto a mi cama como solución final para relajar mis sueños. ¿Dónde estas Federico?

Las declaraciones de la consejera andaluza de Justicia, Begoña Álvarez, anunciándonos que la búsqueda de los restos de Federico García Lorca va tan bien que no han hallado "ni un sólo hueso, ni una esquirla" ni de Lorca ni de nadie en las excavaciones, por lo que tendrán que volver a empezar de cero, me han dejado una sensación de angustia, de vacío vital, difíciles de compartir. ¿Dónde estas Federico?

La ciudadanía esta inquieta: En las bibliotecas, los bares, fabricas, despachos y en las tertulias familiares no se habla de otra cosa. The British Archaeological Association aun no ha emitido comunicado alguno, habrá que esperar para saber si finalmente expedientan a los buscadores de tumbas de ZP. La Comisión de derechos humanos de la ONU, aun no se ha reunido para aclarar si le asesinaron o le asesinaron. The Internacional Sociological Association, esta preparando un informe encargado por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica sobre el impacto emocional que puede causar este fracaso arqueológico en la vida de los españoles. ¿Dónde estas Federico?

La asociación de verdugos y enterradores de la guerra civil esta dividida. Los franquistas acusan al gobierno de ser discriminados a la hora de buscar tumbas y fosas comunes y los republicanos no saben que hacer con el sapo que les ha hecho tragar Manuel Castilla, conocido como "Manolo el Comunista", el enterrador que finalmente no enterró el cadáver del poeta y al que Ian Gibson, “el cuenta historias”, elevo a la categoría de fuente fidedigna, ¿Dónde estas Federico?

Tantas esperanzas rotas, tantas ilusiones frustradas, tantas heridas que Garzón quería cerrar con su filantrópica iniciativa, elevando el rastreo de los restos de Federico a la categoría de problema de estado, de interés social, pasándose por el forro el derecho de la familia García Lorca que se opuso a la búsqueda de los huesos de su antepasado. ¿Dónde estas Federico?

Finalmente quiero tranquilizar a los que me estáis leyendo. En vez de echar mano del Sr. Valium, he decidido leer un rato “Romancero Gitano” como la mejor forma de encontrar a Federico García Lorca, el poeta, el ser humano que murió asesinado una noche del siglo pasado; ejecutado en nombre de la sinrazón de unos descerebrados.

A Federico García Lorca es fácil encontrarle, solo hay que leer su poesía.
Que más reconocimiento puede tener un poeta que el homenaje que se le brinda cada vez que su nombre es pronunciado, que sus poesías son leídas, escuchadas o cantadas. Cada vez que alguien se emociona con el “ser” humano.



Nito Foncuberta

La dignidad de Cataluña

Si el editorial quiere defender la dignidad de Cataluña, bórrenme de esa Cataluña, yo me apunto a otra distinta en la que espero vivir con dignidad y en la que estoy seguro no me encontraré solo.

Francesc de Carreras, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Autónoma de Barcelona (U.A.B.)


Yo también me borro de esta Cataluña casposa y perversa.

Los que viven del negocio nacionalista hace tiempo que están nerviosos y a la vista de los últimos acontecimientos parece que han perdido definitivamente “el seny”. No se trata ni de su dignidad ni de la de Cataluña, se trata de sus bolsillos.
Las consecuencias que la sentencia del Tribunal Constitucional puede tener sobre su negocio, sumadas a la sospecha que tienen los accionistas de cataluña.cat y la ciudadanía en general, de que muchos de sus directivos están metiendo mano en la caja, pueden ser devastadoras, especialmente para los que viven de este gran negocio que es el nacionalismo.

Este, y no el casposo patriotismo que invoca supuestas dignidades territoriales, es el que se me antoja como el autentico motivo por el que catalunya.cat ha pedido ayuda a todo su entramado social, pacientemente urdido durante los 30 años que lleva el nacionalismo en el poder.

La acción concertada de 12 periódicos convocando en sus portadas, y no en la página de anuncios, a la junta general de accionistas de catalunya.cat mediante la publicación del manifiesto “La dignidad de Catalunya”, anteponiendo sus intereses empresariales a los de la ciudadanía y el estado derecho, es un capitulo mas en la historia de la sinrazón del nacionalismo catalán.
Con su concertación editorial le han hecho un flaco favor a nuestra democracia; un sistema de convivencia que necesita una prensa libre, plural e independiente como pieza fundamental para mantener el juego de los equilibrios del poder. Unos medios de comunicación al servicio de los ciudadanos y no del gobierno de turno.

Con su perversa actuación me han recordado a la prensa del movimiento en tiempos de la dictadura franquista. Por aquel entonces, los medios de comunicación adictos al régimen se justificaban diciendo que actuaban movidos por el miedo; ahora por algo más difícil de explicar éticamente: La pérdida de prebendas y subvenciones. Y es que los 28 millones de euros que recibirán los periódicos catalanes en el 2.010 no son moco de pavo.

Los accionistas y todo el entramado de personas físicas y jurídicas que han vivido, viven, y pretenden seguir viviendo del Trust catalunya.cat , tienen motivos mas que suficientes para estar asustados ante el riesgo que significa una sentencia del TC adversa a sus intereses.

Por un lado les preocupa la situación en la que puede quedar su marca principal. Me refiero al tratamiento e interpretación que el TC le pueda dar al termino “nación” y las consecuencias que tendrá sobre el negocio que han construido sobre su monopolio cultural y lingüístico en Cataluña. Una sentencia adversa en este sentido, puede poner en peligro la cuenta de explotación del nacionalismo, ralentizando su expansión y por tanto su viabilidad. Sin olvidar que los planes de catalunya.cat para apropiarse de la marca “estado” también sufrirían un serio revés.

Por sobre todo, a los de catalunya.cat les atormenta la posibilidad de no poder blindar jurídicamente su monopolio y proteger judicialmente a sus directivos: “el oasis judicial catalán”.
El riesgo de que la sentencia anule o vacíe de contenido al Consell de Garantías Estatutarias no es baladí. Tumbar esta especie de Tribunal Constitucional catalán, sería un duro golpe a la pretensión de crear un poder judicial catalán, como un paso previo para dotarse de la ultima “instancia judicial”, y así evitar los incómodos recursos de inconstitucionalidad, 0 que sea un juez de Madrid el que instruya procedimientos contra catalanes. Por cierto este “Consell” nos costaría a los catalanes, accionistas o no de catalunya.com, mas de 4 millones de euros al año.

La misma partitocracia catalana que acusa a los partidos del “estado español” de politizar el T.C e instrumentalizar a sus magistrados, clamando que les preocupa la falta de independencia del poder judicial; nos quiere vender que este problema que afecta a uno de los pilares del estado de derecho: la separación de poderes, se solucionara si “tot queda a casa nostre”.

Decía que todo esto tiene consecuencias para la viabilidad futura de los negocios de catalunya.cat, pero también afecta al pasado y mas concretamente a la cajas “B” de los partidos integrantes del PUC (Partido Unificado de Cataluña-PSC/CiU,/ICV,/ERC), que durante años se han beneficiado de esta lucrativa empresa.

Hasta los molt honorables presidents y expresidents han acudido raudos a apoyar el manifiesto, y es que el riesgo de que también ellos se queden con el culo al aire es cierto: El “caso pretoria”, el encarcelamiento de históricos y espabilados ejecutivos de catalunya.com y el “affaire del Palau”, les ha puesto muy nerviosos.
Los oscuros y lucrativos negocios urdidos alrededor del sector inmobiliario que han salido a la luz no son nada al lado de los creados durante años en el entorno de las grandes infraestructuras como el AVE, las autopistas, los túneles, o de la comunicación, televisiones, licencias, o del sector servicios, concesiones, tratamiento de residuos, energía, etc., etc.

No se trata de la dignidad de Cataluña, se trata de la pela.
Yo también me apunto a una Cataluña distinta, por eso estoy en C’s.
Nito Foncuberta

La desvergüenza de los sinvergüenzas

Hoy no voy a escribir sobre “accountabilty”, aunque el tema que me ocupa tiene mucho que ver con este maravilloso concepto. Me refiero al ya conocido como “Affaire del Palau” o “Caso Millet” que ha vuelto a poner sobre la palestra a sinvergüenzas, sinvergüenzones, pocavergüenzas y desvergonzados.

El sinvergüenzón de Félix Millet ha confesado que es un ladrón. Digo sinvergüenzón pues según el diccionario es algo mas que sinvergüenza y dados sus antecedentes –condenado por imprudencia y falsedad documental en el caso Renta Catalana (1983)- creo que es menester subirle de grado en el escalafón de los canallas, y digo ladrón porque aunque algunos intentan tamizar su acción utilizando terminologías mas técnicas como: malversación, apropiación, disposición indebida etc., de lo que se trata es de un delincuente mas a añadir a la larga lista de corruptos de guante blanco que pueblan la sociedad y la clase política.

Ignoro si su repentino “mea culpa” es fruto de un arrepentimiento sincero u obedece a la estrategia diseñada por su defensa, y si su expiación publica es un aviso a navegantes; pues en este “vaudeville” seguro que hay mas sinvergüenzas, cómplices y colaboradores necesarios, que por acción u omisión pueden haber participado en los delitos de los que es confeso “el caballero”; todo ello sin olvidar a los que se han quedado con el culo al aire: La dirección de la Fundación, el Patronato, auditores, Protectorado, Registro de Fundaciones, y los que hoy como ayer forman parte de la Partitocracia que se reparte el oasis catalán..
Dicho esto, confiemos en que la filtración a la prensa de la confesión de “Don Félix” no disminuya el interés de los investigadores así como la intensidad de la investigación, y que “todo” no acabe con la ejecución del burgués, pues ya se sabe, muerto el perro se acabo la rabia.
Y es que el riesgo de que al levantar la tapa, la mierda lo inunde todo es alto y la posibilidad de que veamos a Montilla limpiando las cloacas del poder, se me antoja improbable, como ya ocurrió con el tristemente famoso 3 %.

La sospecha de que muchas de las decisiones de intervenir o no una Fundación o Asociación son eminentemente políticas cada vez es mas compartida. En Hacienda, la Fiscalía, el Protectorado o en el Registro de Fundaciones, seguro que la mayoría de funcionarios intentan cumplir con su deber, el problema es que no siempre les dejan, no siempre intervienen y a veces parece como si les obligaran a hacerlo.
Cuentan las malas lenguas del siempre morboso boca-oreja, que las irregularidades detectadas se amontonan en las mesas de los responsables del Protectorado, y que muchas de estas denuncias son guardadas en unas “neveras” lealmente administradas por los que realmente mandan, llegando a los juzgados o a la prensa según el apetito que marcan las encuestas de voto.

¿Qué hizo la Generalitat de Pujol y Más con el informe de la Sindicatura de Comptes, que ya en el 2.002 alertaba sobre la existencia de irregularidades en las cuentas del Palau de la Música? ¿Que hizo la Generalitat del tripartito como responsable del Protectorado? ¿Qué ha hecho la Generalitat de Montilla y Carod desde el Registro de Fundaciones durante estos últimos años?
Cabe resaltar que la Generalitat también es la responsable del Registro de Fundaciones y del Protectorado, cuya obligación principal es: “Velar por el efectivo cumplimiento de los fines fundacionales y verificar si los recursos económicos de la fundación han sido aplicados a los referidos fines.”
A este respecto, y aunque me aparte un poco del “Affaire Millet”, quiero hacer referencia a la impunidad con la que también actúan algunas asociaciones al aplicar sus recursos, la mayoría de ellos provenientes de subvenciones que pagamos todos, a fines que nada tiene que ver con los que fijan sus estatutos. El ultimo caso es el del “Centre moral de Arenys de Munt”, manda narices con el nombre, que hace poco organizo la tristemente famosa pantomima del referéndum.
Evidentemente la Administración no actúa ni actuara contra ellas, especialmente contra las que no hacen más que invertir en los objetivos que la Generalitat y el PUC les imponen con susurros, actuando como instrumentos políticos al servicio de las estrategias de los que actúan como si estuvieran por encima del bien y del mal.

Si a la avaricia humana le añadimos la endémica opacidad de la administración y el mal ejemplo que dan nuestros gobernantes, con Montilla a la cabeza, incumpliendo sentencias, desafiando tribunales y haciendo llamamientos a la insumisión, lo que tenemos es una tierra fértil para que “personajes” como Millet sucumban a la tentación y se aprovechen del despilfarro y el desconcierto, para escarnio de los millones de parados que hay en España. Y es que...... a río revuelto ganancia de sinvergüenzas, sinvergüenzones, pocavergüenzas y desvergonzados.



Nito Foncuberta

¿Hemos tocado o estamos tocando fondo?

He´s a real nowhereman
Sitting in his nowhere land
Making all his nowhere plans
For nobody.


(The Beatles, Rubber soul)





A las desautorizaciones que ZP y el zapaterismo reciben desde su propio partido, el PSOE, y desde otras instituciones del estado español como el Banco de España, sin olvidarnos de los organismos internacionales con especial mención de los europeos; hay que sumar las continuas contradicciones en los análisis, discursos y explicaciones dentro del propio gobierno.

Hoy no pondré como ejemplo a “la niña de ZP” ni a su cacería de espías en el Líbano pues me he propuesto brevedad y esto es algo que con la Chacón es imposible dado su interminable anecdotario. Tampoco me referiré a las inteligentes jornadas de pesca africanas de Alberto Sainz, el nuevo adalid de la wonderfull people del Zapaterismo.

ZP nos ha anunciado sin ruborizarse y con cara circunspecta que la crisis “ha tocado fondo” sin especificar a cual de los mares del planeta azul se refiere, y horas después, una Helena Salgado recién salida de la peluquería le matiza en una entrevista publicada en el País diciendo que la “crisis esta tocando fondo”.
La diferencia entre que "haya tocado" y "este tocando" no es baladí. Me recuerda la anécdota de estando Camilo José Cela disfrutando de una cabezadita durante una sesión parlamentaria, el presidente le reprendió con un: “Sr. Cela esta usted dormido”, a lo que este le replico: “No se señoría estaba durmiendo”. Iniciándose un pequeño debate: ¿Y cual es la diferencia ? le repregunto; pues mire “la misma que hay entre estar jodido y estar jodiendo” le contesto nuestro insigne escritor.

Volviendo a la crisis; ¿Estamos jodidos o estamos jodiendo? Yo creo que estamos jodidos, aunque unos mas que otros, pues generalizar conlleva casi siempre una voluntad de ocultación, y además vamos a seguir estando jodidos y continuaran jodiéndonos, pero no por que lo digan los iluminados agoreros del gobierno refiriéndose a la macroeconomía del mundo mundial, sino porque mas de cuatro millones de mis compatriotas no tienen trabajo.
Coincido en ello con Felipe González: “Sin cambios estructurales pasaremos muchos años arrastrándonos por el lodo” o sea que seguiremos jodidos y ZP nos seguirá jodiendo hasta que algún patriota en el PSOE ponga fin al Zapaterismo o se reforme la ley electoral.

Otra perla de la entrevista que antes he mencionado es la advertencia de esta ilustrada ministra a las Comunidades Autónomas en relación con el Sudoku de la financiación del estado, que gracias a la crisis ha quedado en evidencia: “Las comunidades autónomas deberán aceptar las indicaciones del Banco de España”, y yo me pregunto ¿Por qué lo van a hacer si ni el propio gobierno lo hace?